Noticias INAH
Dialogan diversas disciplinas de la antropología para fortalecer el trabajo multidisciplinario E-mail


Boletín Informativo


 

*** La Coordinación Nacional de Antropología organizó un coloquio para fomentar la interacción entre investigadores de las cuatro direcciones que la conforman

 

*** Son cada vez más las organizaciones sociales, comunidades y pueblos que solicitan talleres y cursos sobre temas como derechos culturales y patrimonio

 

Los 80 años del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han dado pie para iniciar un proceso de diálogo y reflexión interdisciplinar al interior de la Coordinación Nacional de Antropología de la institución, como nunca había ocurrido, con la finalidad de acercar a los investigadores de distintas materias y fomentar su interacción de cara a los desafíos de los nuevos tiempos, en los que los resultados de la investigación antropológica tienen un papel primordial para la sociedad.

 

Bajo tal premisa se llevó a cabo el Coloquio “80 aniversario del INAH: Diálogos y reflexiones interdisciplinarias de antropología”, los días 28 de febrero y 1 de marzo, con la participación de los cuatro titulares de las direcciones de Etnología y Antropología Social, Lingüística, Etnohistoria y Antropología Física, en interlocución.

 

La Coordinación Nacional de Antropología es el área normativa de los proyectos de investigación antropológica al interior del INAH, a los que da seguimiento y evalúa, asimismo, coordina las iniciativas colectivas de índole nacional, entre ellas: Etnografía de las Regiones Indígenas en el Nuevo Milenio, que actualmente integra a 90 investigadores de base y contratados; y Afrodescendientes y Diversidad Cultural.

 

María Elisa Velázquez, coordinadora nacional de la dependencia, hizo hincapié en que a través de la CNAN se puede tener incidencia social con los resultados de investigación, caso de los peritajes antropológicos que han sido una labor sustantiva de esta instancia del INAH, y que en los últimos años se han incrementado de manera importante, algunos complicados de resolver; anotó en fechas recientes se ha solicitado a la dependencia asesoría y consulta sobre diversos temas de problemáticas actuales.

 

En ese tenor, dijo, los antropólogos del INAH trabajan con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para revisar el tema de los plagios de diseños y conocimientos indígenas; así como con el Senado de la República en el tema de legislación sobre derechos culturales y el reconocimiento de los pueblos afromexicanos.

 

“Son cada vez más las organizaciones sociales, comunidades y pueblos que nos solicitan talleres y cursos sobre dichos temas”, señaló María Elisa Velázquez, al referir que la CNAN también lleva a cabo tareas de capacitación y vinculación académica. Añadió que al INAH le toca procurar la investigación y la divulgación de los resultados de éstas en el nuevo escenario de país.

 

Julio Alfonso Pérez Luna, director de Lingüística, recordó el origen modesto del área que preside como una pequeña sección del Museo Nacional de Antropología, abierta en 1968 para para reunir materiales relacionados con las lenguas y enriquecer las exposiciones. En 2018, la dirección cumplió 50 años, hoy tiene 21 investigadores activos que, con los 20 lingüistas adscritos a las escuelas y centros regionales del INAH, trabajan diversas hablas indígenas desde la fonología, morfología, sintaxis, semántica, lexicografía, tipología, historiografía, lingüística, filología y sociolingüística, hasta el desarrollo de métodos para el aprendizaje de idiomas nativos, creación de materiales educativos y documentación de lenguas en diversos soportes.

 

El académico destacó que los avances tecnológicos, particularmente en los campos de la ingeniería de audio e informática, han producido una serie de innovaciones para la investigación lingüística, desde el perfeccionamiento de los instrumentos de grabación de las muestras de las lenguas maternas, la creación de programas dedicados al análisis morfológico, de la voz humana y sintáctico de textos, hasta el surgimiento de nuevas áreas de estudio.

 

Entre estas últimas mencionó la fonética acústica, que permite observar propiedades de los sonidos basándose en las frecuencias y amplitudes de las ondas sonoras. En este sentido comentó la creación, en 2010, del Laboratorio de Lingüística, concebido por el entonces titular de la dependencia, Saúl Morales Lara. El laboratorio fue remodelado en 2013 con apoyo del Conacyt y hoy constituye un soporte fundamental no sólo para las actividades de investigación y documentación lingüística, sino para la difusión y resguardo del patrimonio lingüístico. De 2014 a la fecha produjo 22 videos que abarcan distintos aspectos de las lenguas, tradiciones y contextos de varias comunidades.

 

Amparo Sevilla, titular de la Dirección de Etnología y Antropología Social, recordó que la DEAS se conformó en 1972 y con la llegada del antropólogo Guillermo Bonfil Batalla a la Dirección General del INAH se dio lugar al desarrollo de nuevos enfoques que atenderían problemáticas sociales vinculadas a la cuestión agraria y ejidal, la relación campo-ciudad, luchas políticas campesinas, desarrollo regional, migración, sindicalismo, estructuras de poder y procesos de salud-enfermedad.

 


Han pasado 47 años de su creación, y hoy la DEAS está constituida por 45 investigadores que desarrollan 55 proyectos de estudio; en 2018 se desarrollaron 11 seminarios y de 1972 a la fecha han salido a la luz 222 libros; en tanto, de investigaciones en proceso de publicación, Sevilla Villalobos destacó la generada por el Seminario “Los maíces nativos como patrimonio cultural”, coordinado por Carmen Morales, que en 2012 inició la obra Respuestas acerca del maíz. La voz de 72 autores, en tres volúmenes.

 

A su vez, Cuauhtémoc Velasco Ávila, titular de la Dirección de Etnohistoria, explicó que esta disciplina se propone profundizar en los procesos de interacción de los eventos de contacto entre etnias o sociedades culturalmente diferentes. En México, la etnohistoria surge ante la necesidad de dar una dimensión temporal a los estudios antropológicos, así como para establecer vínculos entre pasado y presente de los pueblos en estudio. En sus inicios privilegió el análisis de las transformaciones originadas a raíz de la llegada de los europeos América y el periodo de Conquista.

 

Entre las investigaciones que atañen a esta disciplina, mencionó el estudio de códices y crónicas tempranas, glifos y representaciones en esculturas, el papel de algunos personajes de la vida cultural prehispánica y del virreinato, o bien, determinados pueblos, por ejemplo, los comanches y apaches, que ha estudiado el propio Velasco. Actualmente se desarrolla un proyecto que promueve el uso y preservación de los materiales personales y familiares con el fin de comprender mejor la sociedad mexicana.

 

Respecto a la antropología física que se hace en el INAH, Juan Manuel Argüelles San Millán, titular de la dirección respectiva, señaló que esta disciplina en México siempre ha tratado de comprender a partir del contexto y no de suponer, y ha estado al servicio del bienestar de la población y no de una pretendida mejora de la población. “Desde sus comienzos se ha hecho bioarqueología, y hoy cada vez más tenemos una antropología biológica que busca de integrar una dualidad entre biología y cultura. Característica que en otras partes del mundo apenas están considerando”.

 

Los diálogos y reflexiones continuaron en tres mesas a cargo de investigadores de las cuatro áreas, que abordaron temas significativos para la antropología actual y que son materia de trabajo de la Coordinación Nacional de Antropología del INAH: El patrimonio cultural y la legislación, El patrimonio cultural y su salvaguarda y El patrimonio cultural y las identidades.

 

En la mesa sobre legislación, Xóchitl Zolueta Juan, responsable del Área de Peritajes de la CNA, abordó el tema de la iniciativa de ley que prepara el Senado de la República sobre Derechos Culturales; explicó que aún se encuentra en proceso de creación y para su formulación se integró un equipo integrado por especialistas de varias instituciones, entre estas el INAH y la CNDH; el instituto aporta su visión desde la antropología de acuerdo con la experiencia que han dado las investigaciones.

 

En el tema de patrimonio cultural y salvaguarda se abordó cómo desde las distintas prácticas de la antropología se estudia y define el concepto de patrimonio, y a partir de éste cómo se puede preservar el patrimonio vivo.


La lingüista Martha Muntzel dijo que para el rescate de las lenguas se han hecho diversos esfuerzos en materia de difusión, a través de libros, discos, videos; sin embargo, todas están amenazadas y los jóvenes han dejado de hablarlas.

 

Como propuestas para salvaguardar el patrimonio desde la academia, dijo que los resultados de investigación que producen conocimiento deben registrarse y difundirse en las escuelas y espacios públicos y no sólo entre colegas; compartirlo con los pueblos y en los lugares donde se realizan los estudios de manera especialmente importante, porque ya no es suficiente escribir artículos y libros. El conocimiento se debe compartir.

 

El etnohistoriador Carlos García Mora, luego de abordar el caso concreto del estudio y puesta en valor del patrimonio cultural inmaterial de un pueblo purépecha de Michoacán, destacó que por mucho tiempo los antropólogos llegaban a un pueblo, hacían sus entrevistas, sus grabaciones y estudios de campo, y luego se iban sin dar nada, ese tiempo ya se acabó porque ahora el antropólogo ya devuelve algo al pueblo. En este caso se hizo la transcripción de sus documentos históricos.

 

 

El Coloquio cerró con reflexiones en torno a cuáles son los elementos del patrimonio cultural que sirven para construir y dar continuidad a las identidades de los pueblos, y la relación entre la construcción de identidades y las políticas gubernamentales.

 

 

Descargar en PDF

 
Aviso de Privacidad IntegralAviso de Privacidad Simplificado

Av. San Jerónimo 880, Col. San Jerónimo Lídice. México, Distrito Federal.  Tel. (55) 6843 0569, 6843 0570 y 6843 0571- ext. 413701 y 413702

COORDINACIÓN NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2013